Mujer

Sep 11, 2019Espíritu

La vida pasa y el amor se manifiesta, basta con dejar de correr; enfréntate a tus heridas y a tus ansias de compasión, sobrepasa con fuerza y disciplina las cadenas que te limitan y te impiden observarte profunda y sutilmente, desde el amor incondicional hacia ti misma. No le temas a tu instinto, ese con el que naciste intacto, inevitablemente al navegar lo vas a sentir astillado, pero jamás se quebrará a menos que tú omitas que hace parte de ti. Eres libertad. Recuerda que si ves cada cosa que pasa en tu vida desde una óptica transformadora, renacerá en ti nueva piel, e inspiraras a tu alma a recorrer sin miedo toda la galaxia.