Nos dedicamos toda la vida a conocer a los otros y otras, a amarlos, buscar las formas de dar cariño y recibirlo, sin embargo, nos olvidamos muchas veces de amarnos, de reconocernos, de reconectarnos con nuestra esencia. 

Ignoramos como amarnos, mejor aún, no nos enseñan a aceptarnos, cuidar de si mismos como función principal, esto lo aprendemos con los años y los daños, cuando el dolor hace presencia, bien sea físico o emocional. 

Como sujetos sociales estamos convocados a existir para el mundo, pero el primer contacto es interno, los silencios, las meditaciones, la autocontemplación nos permiten vernos como somos y empezar a identificar, aceptar y transformar lo que somos, no solo en función de mi contacto con el exterior, sino para lograr vivir en plenitud.

Reflexionemos sobre esto: ¿Cuántas personas conoces, has amado, has entregado tu esencia y acomodas tus formas para que permanezcan? 

Si siempre estás contigo, deberás conocerte, eres esencia y te perteneces, si vas a cambiar algo debe ser en función de mantenerte a salvo de las autoflagelaciones, de esa capacidad de autocrítica constante, de esos diálogos en los que nos regañamos constantemente y no nos permitimos felicitarnos por las pequeñas victorias de cada día. 

Este espacio estará dedicado a esto, a ser una guía efectiva, para aprender a amarnos, mantenernos felices desde adentro, mirarnos al espejo con amor a través de nuestros ojos directo al alma. 

Te recomiendo ver:

Blog

Nathaly Ospino

Encuentra todos mis escritos en el siguiente link:
https://melow.co/author/nospino/

0 0 vote
Article Rating
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x